viernes, 4 de mayo de 2012

La mente como red de relaciones



La presente entrada es continuación de:
Cerebro biológico, mente emergente”
Del 16 de abril de 2012.

Posiciones cognitivas

La sociedad humana en una permanente autoobservación pretende dilucidar qué es la mente. Los intentos en las últimas centurias son numerosos, se distinguen como corrientes de pensamientos en comunidades intelectuales que comparten una hipótesis al respecto.
Con el paso del tiempo, las doctrinas más antiguas pierden adeptos mientras que alguna nueva, que colecta experiencias pasadas y le adiciona su propio aporte teórico, logra sumar adherentes y gozar de los laureles de la “verdad”, aunque sea una "verdad" transitoria.

Las variaciones en el tiempo de las posiciones cognitivas que tratan sobre el problema de la mente se pueden sintetizar, en forma sucinta, en los párrafos que siguen a continuación:
La mente es la capacidad intelectual del alma humana, sostienen unos. No, la mente no existe, sólo es neurofisiología, un proceso cerebral, responden otros. Se encuentra cobijada en las emociones, los sentimientos y en las conductas observables, dicen algunos, y los más duros restringen, no, únicamente en éstas últimas. Todo es muy claro, afirman terceros, existen dos dominios: un cerebro biológico y una mente autónoma inmaterial, ambos disímiles e independientes.
Posiciones más actuales sustentan que los procesos mentales son estados funcionales del ser vivo y no dependen de los componentes del organismo sino de la función que éstos cumplen. El estado mental se confunde con el estado funcional.


Emergencia sistémica
Enfoques contemporáneos propugnan que los procesos mentales son una cosa distinta a los estados biológicos del cerebro, aunque necesiten de éstos. Llaman emergencia al surgimiento de la mente como propiedad del todo neurofisiológico, característica que no se encuentra en los componentes sino en el accionar del conjunto.
  
Red relacional

Nadie duda del cerebro, es visible, medible, tangible, observable. Se entiende como una red de células nerviosas, estructura material, que estudia la neurociencia. En cambio, la mente plantea muchas incógnitas, es invisible, etérea, intangible, imposible de observar. 


Para lograr compatibilidad entre ambos entes, respetando la independencia de dominios de existencia y el hecho de necesitar el uno del otro, a la mente se la puede pensar como una red relacional. Esta unidad inmaterial, que se pone de manifiesto a través de percepciones, sensaciones, sentimientos, intencionalidades, conductas, raciocinios, motivaciones, etc., eventos que investiga la psicología, se adapta a las necesidades teóricas expuestas por intelectuales contemporáneos.

Si se acuerda como axioma que la mente es una red de relaciones que ordena la constitución y el operar de toda estructura distinguible, es posible ampliar el campo de empleo del concepto y aplicarlo a los distintos niveles de complejidad que componen el mundo conocido. Frente a tal posibilidad, el cerebro resulta una estructura particular de los seres vivos y la mente biológica la red de relaciones implicada en sus acciones, pudiendo existir otras que conciernen a diferentes clases de estructuras. Así, pueden existir mentes más simples y otras potenciadas respecto a las de un organismo.

Sistemas físicos

El sistema solar está integrado por el sol, los planetas, satélites, asteroides, cometas y todo aquello que ocupa el espacio interplanetario. La red de relaciones gravitacionales que vinculan a las masas componentes regula la dinámica entre las partes y ha logrado mantener vigente el orden establecido durante los últimos 4600 millones de años.
Con características semejantes una red de relaciones electromagnéticas custodia el estado de equilibrio en el seno de cada molécula. Cuando esta red es afectada deja de funcionar y la molécula se descompone en elementos más simples con liberación de energía.

Los cuerpos poseen masa y un intrincado tejido de interconexiones que le otorga una determinada forma o estructura espacial, modificable en el tiempo. Estas redes de relaciones que requiere la organización de la materia puede asimilarse a una mente primigenia. 

Seres vivos

El distinguido biólogo David Attenboroug cuenta que el volvox es un conjunto organizado de gran número de células, cada una con un flagelo, que coordinan sus movimientos para conducir a la pequeña bola (del tamaño de una cabeza de alfiler) en una dirección particular. Lo interesante es que células idénticas a las del volvox pueden llevar una vida independiente.
También dice que las medusas están constituidas por dos capas de células, incapaces de sobrevivir por si solas, y que algunas de éstas están modificadas para transmitir impulsos eléctricos y se encuentran enlazadas en una red que funciona como un primitivo sistema nervioso. Estas manifestaciones primarias del nacimiento del sistema nervioso constituyen una red  de relaciones que coordina a las células y pueden interpretarse como el embrión de la mente biológica.

Colonias

Catedral - Nido de Termitas
En Australia las termitas construyen su casa o nido (llamado catedral) con saliva, tierra y excrementos, con la forma de columnas que sobresalen del suelo hasta más de cinco metros de altura. 
La colonia, que puede tener un millón de insectos, está dividida en castas y mantiene una eficiente integración de sus miembros con adjudicación de labores específicas a cada una de ellas. La red de relaciones que permite tal organización (comunicaciones por sonido, por química a través de feromonas y por la alimentación o trofalaxia) actúa como una mente que ordena el comportamiento del termitero y hace posible tales construcciones monumentales en el continente de Oceanía.



Comunidad
Canal de Beagle, ciudad de Ushuaia y Cordillera Darwin


La isla de Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente americano, divisada por Magallanes en 1520 y visitada por Darwin en 1832, está habitada por humanos desde hace más de 10 mil años. A la llegada del europeo ocupaban el territorio cuatro comunidades: Yámanas, Haush, Onas y Alacalufes. Los primeros ocuparon las costas del Canal de Beagle y brazos vecinos, al suroeste de la isla. Vivían del mar y navegaban desnudos por las heladas aguas de la región, cubiertos con grasa de lobo marino.
Expedición Francesa 1882 - Yámanas
Los Yámanas construyeron las canoas más perfeccionadas de toda Sudamérica. En la actualidad no quedan aborígenes puros en la región de Tierra del Fuego. La red de relaciones establecida por la comunidad Yámana les permitió vivir en un ambiente de paisajes hermosos, con clima frío y ventoso, y destacarse a nivel continental como expertos navegantes. Esa red de relaciones comunitarias operó como mente de la colectividad e hizo factible su existencia en la isla del fin del mundo.

Sociedad humana

Una nación es un pueblo con un origen común, ocupan un territorio que consideran propio, hablan un mismo idioma y comparten una tradición. En un país pueden convivir distintos pueblos siempre y cuando respeten los lazos institucionales que les unen. Rotos estos vínculos sobreviene la secesión. 


Mundo globalizado
La red de relaciones sociales, soportada por el estado de derecho, posibilita la existencia de países y también de municipios, provincias, empresas comerciales, militares, religiosas, científicas, deportivas, etc. Esta red de relaciones sociales basada en normativas interinstitucionales produce el ordenamiento requerido por la civilización humana para existir y actúa como una mente social o cultural. Esta mente cultural conduce, en el presente, el desarrollo de la Aldea Global.




Reflexiones

¿Es la mente una red de relaciones?

¿Puede existir una mente sin cerebro? y ¿Un cerebro sin mente?

La compleja madeja de interacciones gravitatorias que hace posible al sistema solar: ¿puede pensarse como una mente primigenia?


Un ladrillo: ¿tiene mente? ¿es inteligente?

La colmena como conjunto, como sistema, como un todo: ¿tiene una mente propia que opera en forma independiente del cerebro de cada abeja?

Algunas comunidades religiosas viven aisladas del resto de la sociedad, con normas de convivencia especiales: ¿una mente cultural regula los comportamientos colectivos? ¿qué relación hay entre esa mente cultural y el cerebro de cada miembro de la comunidad? ¿como se integra la mente de una colectividad que pretende permanecer aislada con la mente de la sociedad global? 

El fenómeno de la globalización es innegable: ¿alguna persona o grupo de personas lo proyectó, planificó y concretó? ¿la Aldea Global se hizo a sí misma? ¿existe una mente social autónoma que conduce el proceso? ¿qué mente sobreviene a la mente de la sociedad global?


Mario Hails, Mayo de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu comentario