jueves, 10 de enero de 2013

Categorización de los sistemas


Recomendación: se sugiere la lectura
previa, en este Blog, de la entrada:
“Sistema, materia y espíritu”
http://mariohails.blogspot.com.ar/2012/09/sistema-materia-y-espiritu.html

El ser humano en la naturaleza
Para el homo sapiens cazador-recolector su comunidad se encuentra integrada a la naturaleza. En el presente, dice el pueblo originario Mapuche: “nosotros somos parte de la Tierra, pertenecemos a la Tierra.”(1) Si bien tienen razón, los humanos en el seno de las civilizaciones tienden a diferenciarse del resto de los seres vivos. Esta diferenciación se maximiza en el caso de creencias religiosas que dotan a los seres humanos, con exclusividad, de un alma espiritual a semejanza de Dios.
Naturaleza - Ushuaia - Argentina
La dicotomía seres humanos-naturaleza es la categorización primaria, simple y de manifiesta vanidad. En el presente hay una tendencia a entender que todo forma parte de la naturaleza. En tal sentido, la naturaleza es el estado vigente del universo. Define el DRAE: “Conjunto, orden y disposición de todo lo que compone el universo.”

Según Aristóteles hay seres que existen por naturaleza, como los animales, las plantas y los cuerpos simples como la tierra, el fuego, el aire y el agua. Los seres naturales poseen en sí mismos un principio de movimiento y reposo. Los otros seres son los artificiales como una cama, un vestido y cualquier otro objeto semejante que no tiene tendencia natural alguna al cambio. El filósofo griego no separa al humano de la naturaleza sino a las cosas que el hombre y la mujer construyen. En el fondo, es una manera no traumática de comenzar a generar la citada dicotomía seres humanos-naturaleza, aceptada por milenios.
La participación de las sociedades humanas en la constitución de la naturaleza es una inquietud filosófica no resuelta. Ciertas constataciones de la ciencia ayudan a buscar respuestas a tal problemática. Por ejemplo: la pérdida de una posición privilegiada del planeta Tierra, del sistema solar y, luego también, de la Vía Láctea, producto de las investigaciones astronómicas; la evidencia probabilística de vida socializada en otros lugares del Cosmos (hasta el presente se han detectado 1500 planetas en la galaxia); la visión de un Universo incognoscible revelado por la física cuántica; la modificación avasallante del medio ambiente por parte de los habitantes de la aldea global, de manifiesta evidencia; la confirmación de un origen común de los humanos con todos los seres vivos, conclusión de la biología, la paleontología, la antropología y otras ciencias; son todos conceptos generales que relativizan la importancia de la persona en el concierto universal. Corolario: el ser humano no tiene prerrogativas en los estadios constitutivos de la naturaleza.  
Surgen así preguntas válidas que encausan las inquietudes intelectuales sobre el ser de la naturaleza: ¿Cómo desentrañar sus misterios? ¿Cuáles son los estamentos de ésta? ¿Cómo está compuesta y cómo se articulan sus constituyentes?

Clases de sistemas
La Teoría de Sistemas es una herramienta que permite obtener una visión distinta de la realidad. Al distinguir sistemas se obtiene una perspectiva holística que admite otras explicaciones a muchos fenómenos cuestionados.
Kenneth Boulding
Algunos investigadores, con la intención de establecer un cierto ordenamiento, proponen categorizar la diversidad de sistemas observables en el universo. En la bibliografía disponible se tratan varios ejemplos de clasificación, entre ellos se destacan los siguientes:
a) el economista británico Kenneth Boulding plantea nueve clases: estructura estática; dinámico simple; cibernético; abierto o auto estructurado; genético asociativo; animal;  humano; social; y trascendente;
Niklas Luhmann
b) el sociólogo alemán Niklas Luhmann hace referencia a cuatro clases: físico-químicos; vivos; psíquicos o personales; y sociales.
c) el médico y neurofisiólogo mexicano José Luis Díaz especifica siete clases: átomos; moléculas; células; órganos; organismos; grupos; y sociedades;
José Luis Díaz

Estas tres listas de clases de sistemas tienen semejanzas entre sí y las diferencias radican más en la cantidad de ítems que en la cualidad de los mismos. Su lectura pone en descubierto la factibilidad de nombrar y enumerar a los grandes sectores sistémicos que operan en el entorno del observador.
En un intento de armonización de las propuestas anteriores de categorización se puede obtener un resultado que las equipara y resume. Esta sugerencia de listado completo de clases de sistemas es la siguiente:


  • Sistemas físicos, a los citados como: estructura estática; dinámico simple; cibernético; físico-químicos; átomos; y moléculas.
  • Sistemas biológicos, a los citados como: abierto o auto estructurado; genético asociativo; animal; vivos; células; órganos; y organismos;
  • Sistemas psíquicos, a los citados como: psíquicos o personales; y grupos;
  • Sistemas humanos, al citado como: humano;
  • Sistemas Sociales, a los citados como: social; sociales; y sociedades.

Boulding cita además a los sistemas trascendentes al incorporar la idea de sistema absoluto, vinculado a la existencia de Dios. Es conveniente no considerar la clase "trascendente" pues, de existir uno o varios dioses, éstos serían algo más que un sistema.

Importancia de la categorización de los sistemas
El tema de la categorización de los sistemas, poco debatido en los medios del intelecto, puede adquirir importancia si la justificación de la ordenación es convincente, es decir, si aporta un sustento teórico consistente, coherente, contextualizado y compatible con las experiencias de una comunidad científica. Por ser una cuestión primaria, su elucidación repercute en todo el pensamiento sistémico.
La intención de clasificación general planteada por los citados investigadores, que tiene un respaldo intuitivo más que racional, implica un propósito, quizás inadvertido, de caracterización de los sistemas en términos de organización. Cabe agregar que la secuencia utilizada por los autores indica niveles jerárquicos que se corresponden con la condición existencial de los sistemas: el estar compuesto por sistemas (subsistemas) y, a su vez, ser constituyentes de otros sistemas (suprasistemas).
El intento de categorización puede adquirir solidez si respeta las siguientes pautas:
·  el criterio clasificatorio debe sustentarse en la identidad de clase u organización sistémica;
·  todos los sistemas descriptibles del universo tienen que estar comprendidos en alguna de las clases de organización propuestas;
·  cada clase de organización está contenida en la anterior (excepto la primera);
·  descripción de un mecanismo generativo común aplicable al surgir de cada clase.
Lograda, según las citadas pautas, una clasificación admisible queda aún pendiente de resolver un viejo dilema de la ciencia: saber si la secuencia histórica de la constitución de cada clase de sistema está determinada o si todo es fruto de sucesos indeterminados. En tal sentido, la formulación de una expresión matemática que determine el surgir en el tiempo de cada clase de sistema sería concluyente.
La espiral del Tiempo
En definitiva, el resultado final de la categorización que deriva de considerar los distintos niveles jerárquicos de organización, según los autores citados, es el siguiente:
En el universo existen cinco clases de sistemas: físicos, biológicos, psíquicos, humanos y sociales. Si bien esta clasificación no es definitiva, sí es orientativa respecto a un ordenamiento correcto de los sistemas que participan de los fenómenos de la naturaleza.

Reflexiones
·         ¿Es correcto una clasificación general de los sistemas por su organización?
·         ¿Es posible listar clases de sistemas de tal forma que todos los sistemas descriptibles del universo estén comprendidos en alguna de ellas?;
·         En el resultado propuesto de cinco clases de sistemas: ¿cada clase está contenida en la anterior, excepto la primera?
·         ¿Es factible la descripción de un mecanismo generativo común aplicable al surgir de cada clase?
·         ¿La aparición en el tiempo de cada clase de sistema está determinada o es por simple azar?
·         ¿Es viable la formulación de una expresión matemática que determine en el tiempo el emerger de cada clase de sistema?


Referencias
(1)  Centro de documentación Mapuche. En página Web: http://www.mapuche.info/news02/clarin010113c.html; (07 de enero de 2013)


 Mario Hails, enero de 2013



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu comentario